lunes, 31 de mayo de 2010

MARCO TEORICO

BASURA RECICLADA

Uno de los problemas más complejos para las urbes modernas es la disposición de sus desechos, especialmente de aquellos que tienen un fuerte impacto ambiental. De ahí que las iniciativas que apuntan a discriminar la basura según su clase -orgánica o inorgánica, reciclable o desechable- deben ser sostenidas para que lleguen a convertirse en la tendencia dominante en un futuro cercano. Las toneladas de basura que se producen a diario en la ciudad de Buenos Aires son recolectadas y compactadas por las empresas encargadas del servicio y depositadas en los rellenos sanitarios que realiza la CEAMSE.

Sin discriminación alguna, van a parar juntos desechos orgánicos de rápida descomposición con otros elementos, como los plásticos, cuya degradación tarda 450 años. En definitiva, como señalan los expertos, el relleno con basura indiscriminada realizado por la CEAMSE está contaminando los terrenos. Distintas organizaciones ecologistas vienen impulsando y promoviendo la separación de los residuos y el reciclaje de todo material que así lo permita. En ese marco, desde hace casi un año se está desarrollando una experiencia en Puerto Madero, auspiciada por una entidad ambientalista, para separar en bolsas distintas la basura orgánica y la inorgánica, y facilitar así su recolección.

El proyecto, del que participan en forma voluntaria medio centenar de vecinos, principalmente restaurantes y comercios, consiste en que la Fundación Senda recoge diariamente los desechos reciclables como aluminio, cartón, papel, vidrios y plásticos, depositados a cierta hora en recipientes especiales, y la empresa recolectora se hace cargo de los residuos orgánicos. Mientras tanto, el Gobierno de la Ciudad ha instalado mil cestos en las principales avenidas con leyendas que proponen clasificar la basura en cinco grupos, estimulando una educación ciudadana en la buena dirección. Asimismo, se ha presentado en la Legislatura porteña un proyecto de ley para implementar la recolección discriminada en toda la ciudad.

El propósito es reducir la cantidad de basura no degradable y aprovechar la potencialidad productiva de su reutilización. Aunque es incuestionable la necesidad de diferenciar y reciclar la basura, lograr que el sistema se expanda hasta incluir la mayor parte de lo que se produce requiere una profunda tarea de concienciación en la población. Porque, como en toda cuestión en la que están implicados intereses colectivos, sólo a partir de la propia responsabilidad es como se podrán obtener resultados positivos para todos. De ahí la importancia de dar pronto el primer paso.

La basura es un gran problema de todos los días y un drama terrible para las grandes ciudades que ya no saben qué hacer con tantos desperdicios que son fuente de malos olores, de infecciones y enfermedades, de contaminación ambiental y de alimañas, además de constituir un problema de recolección y almacenamiento que cuesta mucho dinero.

En los últimos años, la reutilización y procesamiento de la basura nivel casero, se ha ido organizando de tal manera que llegará el día en que los desperdicios sean fuente de riqueza para las comunidades que los generan.

El hombre empezó a utilizar las materias primas de una forma desordenada, con la excusa del desarrollo el hombre que explota los recursos naturales más rápido es el que gana más beneficios, el que produce más basura es más feliz, apareciendo el consumismo y el derroche. Esto ha producido la proliferación de insectos, roedores y microorganismos patógenos, trayendo como consecuencia enfermedades catastróficas para el hombre como la peste.

Observando esto se vio que el hombre no podía desentenderse tan fácilmente de las basuras que originaba y ya que no eran un conjunto de cosas inútiles, sino que de ellas se podían extraer materias primas, reutilizables, se empezó a utilizar el término residuo.

La ley de residuos define que residuo es cualquier sustancia u objeto perteneciente a cualquier categoría que figure en el anexo de esta ley, la cual el poseedor se desprenda, tenga intención u obligación de desprenderse. De esta manera se incluye en la ley la responsabilidad que conlleva generar residuos. La calidad ambiental es una de las grandes aspiraciones de la humanidad, ya que la contaminación ambiental es un problema al que tiene que enfrentarse el hombre actual. Desde tiempos muy remotos en que los primeros grupos humanos forjadores de cultura aparecieron sobre la superficie del planeta, comienza de una manera muy débil el impacto negativo sobre el ambiente.

La escasez de materias primas así como la protección al medio ambiente son razones para inclinarse por el reciclado, sin embargo de toda técnica de aprovechamiento siempre va quedar algo que no se va poder reciclar, una parte que deberá ser tratada con una técnica de eliminación. También es cierto que las técnicas de aprovechamiento siempre son más costosas ya que requieren de una tecnología más sofisticada y de mayores instalaciones y que la cantidad de basura que se genera es tal que no da tiempo a reciclarla sin evitar que se acumule.

La recogida selectiva, es decir, la separación de los residuos en origen, debe ser promovida por los distintos pueblos, en beneficio del medio ambiente, convirtiéndose en una costumbre el reciclar, de esta manera dejaremos de ser esclavos de nuestra propia basura y podremos no sólo desentendernos de la basura que producimos sino saber que aquello que hemos consumido nos producirá el menor perjuicio posible. El reciclado, así como la recuperación de materias primas, son técnicas necesarias para llevar a cabo lo que denominamos un desarrollo sostenible, sin embargo en el caso de los residuos, como en otros tantos, los intereses de las empresas dedicadas a los tratamiento de basura se contraponen con los intereses de los defensores del medio ambiente, manteniendo a la gente en un perfecto estado de desinformación, adulándoles con la facilidad de arrojar cualquier desperdicio a la misma bolsa, sin hablarles de las consecuencias que ello genera, consiguen un día tras otro beneficiarse de su dictadura del derroche.

Se calcula que cada persona produce una media de 1 Kg. De basura al día. La mayoría de los residuos sólidos urbanos que producimos está constituida por materiales que pueden ser clasificados con facilidad: papel, cartón, vidrio, plásticos, trapos, materia orgánica e inorgánica, etc


En la actualidad se reciclan materiales muy diversos; los más comunes son el papel, el vidrio y los envases. Otros materiales que se reciclan son las pilas y baterías, pues son altamente contaminantes al contener elementos como el mercurio (pilas botón), el cinc (pilas tradicionales), el níquel y el cadmio (en los ordenadores y teléfonos móviles) o el manganeso (baterías de electrodomésticos). También se encuentra en auge el reciclado de los consumibles ligados a la informática, como los cartuchos de tinta o tóner de las impresoras láser, y los propios equipos informáticos. Por último, el compostaje es la forma que tiene la naturaleza de reciclar sus propios residuos. Se trata de la descomposición controlada de materiales orgánicos por la acción de varios microorganismos e invertebrados.



La basura es un gran problema de todos los días y un drama terrible para las grandes ciudades que ya no saben qué hacer con tantos desperdicios que son fuente de malos olores, de infecciones y enfermedades, de contaminación ambiental y de alimañas, además de constituir un problema de recolección y almacenamiento que cuesta mucho dinero.



En los últimos años, la reutilización y procesamiento de la basura a nivel casero, se ha ido organizando de tal manera que llegará el día en que los desperdicios sean fuente de riqueza para las comunidades que los generan.



La protección al medio ambiente es una razón para inclinarse por el reciclado, sin embargo de toda técnica de aprovechamiento siempre va quedar algo que no se va poder reciclar, una parte que deberá ser tratada con una técnica de eliminación. instalaciones y que la cantidad de basura que se genera es tal que no da tiempo a reciclarla sin evitar que se acumule

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada